Tendencias que marcan el  éxito de restaurantes en 2020

Por Juan Pablo Del Alcázar Ponce

El marketing gastronómico es el responsable de actualizar la oferta, mejorar el contacto y crear experiencias memorables con consumidores que cada vez son más diversos, complejos y saturados.

Hoy, la oferta supera en mucho mercados a la demanda gastronómica, generando en algunos casos, saturación y gran variedad de alternativas que afectan la rentabilidad de muchas marcas y las obligan ha innovar.

El comensal ha evolucionado y cambiado su comportamiento, convirtiéndose en alguien más exigente, con más alternativas, mejor informado, conectado y con menos tiempo.

10 tendencias y realidades que impactan a restaurantes e industria de alimentos y bebidas.
Aquí algunos de las principales oportunidades, realidades y retos que enfrentan los restaurantes este próximo 2020:

Diferenciación basada en experiencias y propuestas.
Transformando locales en escenarios que logren captar la atención y participación de comensales en actividades relacionadas a lo que representa nuestra marca. Desde menús especiales por días específicos, días temáticos, proceso único de servicio y eventos especiales.

Alternativas naturales y sanas.
Inclusión dentro de la oferta de restaurantes de opciones de calidad y sabor que cuenten con bajas calorías, productos orgánicos, alternativas vegetarianas y veganas para lograr captar a clientes cada vez más interesados en este tipo de alternativas.

Responsabilidad con el ambiente y entorno.
Utilizando ingredientes y materiales que reduzcan su impacto en el medio ambiente y promuevan el reciclaje, uso responsable de energía y motiven un contacto mayor con el planeta.

Conveniencia y disponibilidad en todo lugar.
Los restaurantes deben promover para que la compra sea más fácil antes, durante y después de cada transacción. Para ello es vital adaptar o crear formatos de entrega a domicilio, para llevar, venta de ingredientes y relacionados, incluyendo alternativas pre cocidas y de platos desarmados para que sean preparados por comensales en sus hogares y otras alternativas que busquen los clientes, para complementar experiencias y ventas.

Contacto cercano con clientes.
Por medio de plataformas digitales y tradicionales integradas que permitan a clientes generar preguntas, reservas, personalizar pedidos, cotizaciones, comentarios y opción de compartir sus experiencias y evaluaciones, haciendo más humano el servicio y facilitando transacciones con procesos, herramientas y responsables alineados a estos canales.

Restaurantes Virtuales
También llamados restaurantes fantasmas, consisten en la creación de nuevas marcas y propuestas gastronómicas bajo formatos de entrega exclusiva a domicilio por medio de aplicaciones y servicios especializados en ello, optimizando así la capacidad instalada de restaurantes y creando nuevas fuentes de ingreso.

Cocinas Fantasma
El modelo consiste en la creación de centros de producción de comida y platos en ciudades donde el restaurante no cuenta con presencia física, logrando así ofrecer sus productos en formato exclusivo de entrega a domicilio, asegurando calidad y mejorando su facturación e inteligencia de mercado en nuevas ciudades a un bajo riesgo.

Automatización en procesos
Consiste en la inclusión de “robots” dentro de cocinas para lograr la producción de ciertos platos y sus componentes de forma más rápida a la par de lograr importantes reducciones de costos.

Ampliación de formatos.
Se refiere a la creación de productos nuevos y versiones de actuales para su venta en autoservicios, tiendas y supermercados, incluyendo congelados, precosidos e industrializados, junto a alternativas de suscripción, pedidos automatizados de clientes y ampliación de servicios fuera de locales.

Gastronomía funcional y energética.
Inclusión de opciones centradas en alimentos y bebidas vitaminadas, energéticas y con enfoque funcional.

Para la industria de alimentos y bebidas, estas realidades y retos, la obligan a conocer y acercarse a sus clientes, explotando nuevas alternativas, tecnologías y formatos que ayuden a las marcas a generar mayores experiencias, impacto y transacciones, compitiendo no solo desde los restaurantes, sino desde la categoría y gasto que las personas destinan de alimentación, diversión, salud y bienestar.