CÓMO HACER BUENAS FOTOS DE TU RESTAURANTE
Escrito por JUNCAL CÁMARA

La cara es el espejo del alma y las fotos de tu restaurante son su cara en internet. Así que, cuanta mejor pinta tengas, más ganas y expectativas crearás en la gente para que vaya a visitarte.
Lo más aconsejable es que las fotos las haga un fotógrafo profesional; bien valdrá lo que pagues por ellas, ya que es algo que dura para siempre. Pero, si no puedes permitírtelo, aquí van unos cuantos consejos:
Cómo hacer buenas fotos de tu restaurante

El Equipo

Olvida las fotos con el móvil o la cámara compacta que te regalaron en Navidad. Estamos hablando de fotografiar tu negocio. Esto no quiere decir que tengas que dejarte un riñón. En un rango de entre 400€ y 900€ puedes encontrar equipos estupendos. Si no tienes ese dinero, seguro que hay alguien que puede prestarte una cámara buena. Si puede ser, que te deje el manual para sepas mejor cómo utilizarla.
Hay dos aspectos que debes fotografiar sobre tu restaurante: el ambiente y la comida. Esta última se obvia por parte de muchos restaurantes y es clave para un usuario a la hora de elegir. Como bien sabes, la comida entra por los ojos y más en internet. Dales un avance de lo que pueden encontrar si te prueban.
La sala

Tienes que elegir el momento óptimo y cuidar la presentación al máximo para captar la esencia de tu restaurante. Si, por ejemplo, tienes un restaurante romántico, viste y decora las mesas, pon velas y cuida la iluminación. En este caso, el momento ideal para hacer las fotos será por la noche. Si tu local es luminoso o tiene unas vistas que merecen la pena, tiene que quedar reflejado en las imágenes. La gente que visite tu web tiene que ver lo mismo que quieres que se encuentren cuando entren por tu puerta.
No hace falta que saques una foto en la que se vea todo el salón, de verdad. Una foto llena de mesas vacías no aporta nada.Es mejor sacar fotos a una mesa especial (las redondas gustan mucho) una esquina con encanto, una sección de mesas… No hace falta que vean cada esquina, sino que se queden con las partes más bonitas y representativas de tu restaurante.
La comida

Aprovecha la luz natural del día para hacer las fotos, quedará mucho mejor. Para esto, pon los platos en una mesa que esté al lado de una ventana grande. Después, ordena los ingredientes del plato (importante que las cosas no se mezclen) e intenta crear contraste de colores con los elementos del mismo.
Plato de Streetxo – Luis F. Roncero

En una foto gastronómica, tan importante es el plato como lo que hay alrededor; pon algunos ingredientes usados para cocinarlo, cubertería, servilletas plegadas… Todo ayuda a la composición de una foto. Procura que ni los manteles ni los platos llamen demasiado la atención, ya que deslucirán la comida. Busca los primeros planos y fotografía desde varios ángulos hasta encontrar el encuadre. Trata de no usar flash, ya que distorsiona los colores.
Algunas ideas: saca algunas fotos de tu equipo (Chef, metre, camareros…) Ellos se sentirán más valorados y le darás un toque humano a tu web. A la gente le encanta conocer quién le va a dar de comer. Las fotos de la comida mientras está siendo preparada también quedan bien y le otorgan un plus a la elaboración.
Una vez tengas tus fotos… Retoque y formato

Puedes hacer algún ajuste posterior con software de retoque fotográfico, sea Photoshop o una alternativa libre y gratuita como Gimp. Procura que tus fotos tengan la mayor calidad posible pero que no pesen demasiado al subirlas a la web. Para ello hay que comprimirlas. Si no tienes Photoshop, el Picture Manager del office también te puede servir y viene incluido en cualquier PC. Guárdalas siempre en formato jpeg. Para una web, un ancho de 700px es idóneo, pero guarda todos los tamaños por si las necesitas para otras cosas.
¿Preparado para sacar fotos de tu restaurante? ¡Enséñales lo que es bueno!
Gracias a Luis F. Roncero por sus aportaciones técnicas.